Parto prematuro o pretérmino – Como detectarlo y su resultado

Que es el parto prematuro o parto pretérmino

El parto prematuro, nacimiento prematuro o parto pretérmino es aquel en el que el parto ocurre antes de las 37 semanas de gestación, en oposición a la mayoría de los embarazos que duran más de 37 semanas, contadas desde el primer día de la última menstruación.

Según una recomendación de la OMS, la edad de la gestación es un criterio necesario y suficiente: será prematuro, todo nacimiento antes de las 37 semanas de amenorrea (SA), es decir, después de los 259 días que siguen al primer día de la última regla y alcanzar un peso de 500 gramos.

Límite de viabilidad en un parto prematuro

En Estados unidos y otros países anglosajones, el límite práctico de viabilidad de los prematuros es de 22 semanas (SA), en casos excepcionales pueden ser viables antes.

En otros países como Francia y otros, el límite práctico de viabilidad se estima como 24-25 SA / o un peso de nacimiento de al menos 500 gramos.

Detección precoz de un parto prematuro

Un examen ultrasónico a través de la vagina puede detectar los cambios cervicales (en su longitud) que se cree que predicen el parto prematuro en mujeres que ya tienen contracciones uterinas.

La duración del embarazo se considera normal cuando el parto se produce entre las semanas 37 y 42 (“parte a cabo”). Cuando el niño nace antes de las 37 semanas se le llama “prematuro o El parto prematuropretérmino“. El niño prematuro nace con una “inmadurez” de sus órganos y sistemas (respiración, control de temperatura, digestión, metabolismo, etc.) Esto lo hace más vulnerable a las enfermedades y más sensible a los agentes externos (luz, ruido, etc.) . Es posible que un niño nazca a las 40 semanas con un peso igual al de un niño prematuro de 32 semanas, son los pequeños con relación a su edad gestacional. No todos los niños prematuros van a presentar los mismos problemas. Por debajo de 35 semanas necesitan apoyo adicional para sobrevivir fuera del útero materno, por lo que deberán ingresar en una sala de neonatología. Hay que tener en cuenta que la gravedad de los problemas está en relación a la edad gestacional (duración de la gestación en semanas).

Los bebés prematuros que reciben atención en su domicilio ganan cada día unos 40 gramos, el doble de peso que los que se mantienen en los hospitales. Como consecuencia, la alta llega entre ocho y diez días, la mitad que en el centro médico.

Con la intención de homenajear a los niños prematuros y sus familias y de concienciar sobre la prematuridad, este año se celebrará por primera vez el 29 de noviembre el Día del Niño Prematuro en España.

El aspecto del niño prematuro

El niño pequeño tiene un aspecto frágil, su piel es todavía inmadura ya través de ella se pueden ver los vasos sanguíneos subyacentes, esto hace que tenga un color rojizo o violáceo. Asimismo puede aparecer “pegajosa” al tacto, morado o cortarse con facilidad. Por esta razón las enfermeras le ponen un gel u otro material protector bajo el esparadrapo para proteger la piel. La mayoría de los niños muy prematuros pueden tener también una fina capa de pelo muy suave lanugo, que les cubre la mayor parte del cuerpo. Irá desapareciendo según crezca.

La cabeza puede parecer desproporcionadamente grande para el tamaño de su cuerpo y sus brazos y piernas bastante largos. Tienen muy poca cantidad de grasa sobre sus huesos. Sin embargo al ir creciendo desarrollará más grasa y su cabeza, brazos y piernas adquirirán un aspecto más proporcionado.Bebé prematuro

No es infrecuente que tenga los párpados fusionadas en el momento del nacimiento. Con el tiempo se abrirán. También las orejas están poco desarrolladas, muy pegadas a la cabeza y con poco o nada de cartílago-el material que les proporciona la carcasa elàstica-, si están plegadas o dobladas, es posible que se mantengan en esa posición durante algún tiempo, lo cual no les debe preocupar. Según crezcan sus orejas formarán cartílago y esto hará que se enderecen al ser tocadas.

Un niño muy prematuro tiene un pene muy pequeño y es posible que los testículos no hayan bajado aún en las bolsas. Una niña muy prematura tiene un clítoris prominente debido a que los labios circundantes aún no están desarrollados.

Es frecuente que se mueva poco y cuando lo haga sea con movimientos bruscos a modo de “sacudidas” o “sobresaltos”. Esto sucede porque sus respuestas aún no están desarrolladas y su coordinación sigue siendo inmadura.

Como el niño prematuro tiene poco tono muscular, deberá observar atentamente para Descubrir los signos que muestran como sus músculos están ganando fuerza y ​​coordinación. Es posible que lo vea haciendo movimientos espontáneos o doblando un brazo o una pierna. También podrá observar un reflejo de succión en poner el dedo cerca de su boca. A medida que duerme, come y gana peso, su tono y color de la piel irán pareciendo cada vez más a la de los niños mayores.

Es posible que al principio tenga miedo de acariciarlo, los niños nacidos de un parto prematuro parecen muy frágiles por su tamaño tan pequeño. Sin embargo es muy importante que se Aspecto y pies de niño prematuroestablezca lo antes posible un vínculo físico entre la madre y el niño, hablar y tocar al bebé facilita su desarrollo y ayuda a los padres a establecer vínculos afectivos. Cuando se encuentre preparada para acariciarlo, debe lavarse las manos y ponerse bata y mascarilla. Dependiendo de las condiciones de salud del niño podrá alimentarlo, limpiarlo y cuidarlo. En muchos hospitales se anima a los padres a utilizar el “método canguro” que es el contacto entre la piel desnuda del niño y la piel desnuda de los padres, este contacto ayuda a que los bebés se relajen y respiren con más facilidad, al tiempo que los estimula a succionar y alimentarse.

Nos interesa tu opinión, puedes dejarnos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *